domingo, 17 de mayo de 2009

La celda del olvido

Estaba mareado. Y no era por haber bebido de más solamente, sino que era mi primer encuentro con mucha gente que quiero después de cinco años de estar preso.