domingo, 7 de marzo de 2010

El Héroe

"Hoy abdico a este reino que los gobierna. Renuncio a la herencia de la potestad sobre ustedes. Tendrán que seguir su existencia siendo lo que son, ni más... ni menos. Les suelto la mano, los elevo al aire a que vuelen, a que se alejen de mi presencia. No quiero ser más su dueño, no quiero ya que me sirvan por mi soberanía, sino que nos crucemos en mi andar, y yo los tome, y ustedes me sirvan, y luego los suelte, y ustedes me dejen. Que se pierdan de mi alcance si no gustan de ayudarme, que me rodeen a toda hora si creen noble mi causa."

La mesita de luz, el viejo grabador, la lámpara de pie, el ballet, los libros de los estantes, las cortinas, las colchas, la alfombrita, todos me escuchaban en silencio.

"No teman, no los libraré a su suerte tampoco. No abandono mis responsabilidades. ¡Al contrario! Todos siempre tendrán abrigo a mi lado, pero como pares de un congreso, pasajeros indistintos de un carro de mil estaciones. Dejo de reinar sobre ustedes porque aspiro a mucho más. Quiero ser dueño del mundo, y que sus administradores sean testaferros de mi poder. No quiero nada a mi nombre, porque mi nombre será inabarcable. ¿Qué puede estar a mi nombre si mi nombre lo es todo? Y si alguno no lo entiende, peor para él. No le haré nada, solo que quedará marcado por mi indiferencia, excluido de mi gobierno, y no contará con la asistencia silente y desapercibida de mi Estado."

"Pondré tronos en la nada, y en el todo esculpiré mi impronta. Tendré el dominio de los copetines de los bares, de los brindis de todas las cervezas, seré el inspirador de cada canción de mil hinchadas, el recaudador de cada silencio de un mal sábado con amigos. Administraré los llantos de los hospitales, motivaré las lágrimas emocionadas, y no pondré tasa a la risa generosa de los cuentos divertidos. Me voy a guardar todos los años quemados arriba del tren, y los sembraré en todos los lectores de diario de las plazas, y en cada uno de los hombres solitarios sentados en los bordes de los grandes puertos y que germinan invisibles como el musgo del abandono."

"No voy a intervenir en la economía. ¿Qué pueden contra mi el níquel y el papel? Que me disparen cien mil balas de papel moneda, que me fusilen sin miramientos con bonos del tesoro... Mi cuerpo muere a mentiras, se abre en tajos de soledad, se resecan sus humores al solazo del desamor. Ya casi no hay cuerpo, solo soy ideas y sueños. Soy una voz que murmura en los oídos atentos, una sombra que pasa, un aroma que se percibe. Pero nadie imaginó que me animaría y que iría por todo. Nadie me creyó capaz, pero ahora seré el dueño absoluto del momento chamánico de hacer pis en la banquina lejana de una desierta ruta provincial, del correr la maratón de los colectivos, de las décadas invertidas en los millones de viajes diarios en ascensor. Seré el propietario de los coros ignorados de los borrachos, de los ejércitos de personas inmóviles sentadas frente a la tele, del mal humor matinal de todos los pasajeros de subtes... Seré todo y nada, un poco de cada cosa, seré lo que nunca he sido, ¡y nunca he sido nadie...!



--Contame de nuevo el cuento...
--¿Qué cuento?
--El cuento del héroe, Mary.
--¡No es ningún cuento!
--Verídico o no, es un cuento.
Y señalando los papeles desparramados...
--Todo en estos papeles, es de héroe --me dijo.
Y esta vez le dije la frase que le robé hace años a Benito Perez Galdós, y adapté a mi vida:
--Yo ya fui el Cristóbal Colon de mi mundo cuando lo descubrí. Ahora soy el Hernán Cortés que lo conquista.

9 comentarios:

  1. Me encanto que lo compartieras! Sos un Heroe!

    ResponderEliminar
  2. sigo siendo fan!

    ResponderEliminar
  3. Te descubri ayer y hoy ya soy tu admiradora, Marcos, de tu prosa t de tus dibujos

    ResponderEliminar
  4. Todas Marias comentando este post. Cual te habrá hecho el cuento,no?
    Y no, no hay más música. Josh pasó a mejor vida.

    ResponderEliminar
  5. Me quedé leyendo el blog hasta las tres de la mañana!!! Me reí, me emocioné y me identifiqué con muchas cosas.

    Tengo un leve recuerdo tuyo de las fiestas del colegio hace... quién fue el GIL que dijo que 20 años no es nada??? Josefina Canale

    ResponderEliminar
  6. Josefina, qué genial!!! También tengo ese recuerdo lejano de aquellas salidas, y me acuerdo que también tenías una hermana que salió con nosotros. Incluso creo que tenías otra hermana que era modelo. Hace unos años perdí mucho, mucho mi buena memoria. De a poco estoy volviendo a recuperarla.

    Qué lindo que entraste, qué lindo que te emocionó, que te costó acostarte leyendome. ¿Y cómo llegaste hasta acá?


    Un beso grande
    Mk

    ResponderEliminar
  7. Mi hermana, supongo que por la edad será la más grande, es Sofía, y que yo sepa ninguna de mis varias hermanas fue modelo.
    Entiendo prefectamente lo de perder la memoria, me pasó y tambien estoy en proceso de recuperarla: en lo personal, el reencuentro con viejos conocidos me sirve de alguna manera para tomar contacto con la que fui, y en eso la tecnología es una gran ayuda...

    Al blog llegué, literalmente, webeando.

    Te mando un beso

    Jose

    ResponderEliminar
  8. La modelo era Florencia, y decían que era prima de ustedes. Habrá sido una fantasía colectiva de la efervescente pubertad de aquellos tiempos.

    Para que trabajemos más en la memoria, Jose, te paso mi mail:
    loquenadietecontaba@gmail.com.

    Un beso grande
    Mk

    ResponderEliminar
  9. Es brillante esto, che!
    Nunca dejás de sorprenderme, Marquitos...

    Abrazo!

    ResponderEliminar