miércoles, 8 de septiembre de 2010

Las dos puntas de un mismo ovillo

Hoy murió Oscar, el marido de mi prima, mientras esquiaba en Ushuaia. Una persona muy querida, y mientras iba pasando la noche, a los llamados de felicitaciones por el cumpleaños de mi padre, llegaban los llamados dolorosos intentando explicar lo que nunca se entiende, y dando, siempre, versiones diferentes del hecho.


Algunos decían que había muerto subido a las aerosillas, otros de una caída mientras esquiaba, otros otra cosa, en fin. Una persona muy joven, cincuenta años, una gran familia, exitoso en su trabajo, generoso, etc. Algo muy duro que tiñó de gris acero el festejo de tantísimos años desde que mi padre hubo nacido.

Lo que nadie se esperaba fue que a mi hermano le mandaron un mail esta misma noche. Un mail de un grupo que hizo un retiro hace un tiempo. El mail es de una persona que no sé quién es, y que no conocía a Oscar.

"Queridos amigos: hoy fue para mi un dia muy especial. Muchos de uds saben que estoy en ushuaia esquiando con mi hijo. Lo cierto es que x la mañana muy cerca mio antes de tomar una silla que lo subiera a una pista, se desplomo un hombre (presumo que fue un infarto) y fallecio.

Después me entere que eran de la parroquia de santa rita, san isidro, que eran un grupo muy grande de papas con hijos y que hasta el cura estaba presente esquiando. Fue el cura y sus amigos que lo acompañaron hasta la ambulancia que sin exito intento llevarlo al hospital.

Al volver a mi hotel me detuve frente a esta humilde capilla frente al canal de beagle y hundiendo mis botas en la nieve en polvo me acerque hasta poder tomar esta hermosa fotografia con mi celu para compartirla con uds. Tambien me sirvio para reflexionar sobre la importancia de este viaje con mi hijo y rezar por este hombre que en segundos dejo a su hijo esquiando, a sus amigos y hasta a el cura que quien sabe si habrá podido despedir a su amigo.

No dejen para mañana todas las cosas buenas que tengan para compartir con sus seres queridos, tal vez pasado sea tarde y los sorprenda como a este buen hombre.

Afectuosamente.
El tano"





Gracias, Tano.

6 comentarios:

  1. Gracias Tano, y gracias Mark, por llenarnos de reflexiones que nos ayudan a tratar de ser cada dia mejores, y a valorar la vida.
    IMPRESIONANTE, y lo peor es que cada vez se escucha mas seguido esto de gente que se va de un momento a otro, sin saber si habia dejado cosas pendientes para hacer al dia siguiente...
    Vivamos, amemos y digamos a todos nuestros seres queridos lo importantes que son para nosotros!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Marcos, que lindo lo que escribís!!! Gracias por compartirlo!!!no sabía que era tu primo. Lo conozco a Ignacio, El Ruso, me enteré esta tarde. Qué shock! Mandale un beso especial a tu papá.

    ResponderEliminar
  3. Mercedes Gutierrez Zaldivar10 de septiembre de 2010, 10:52

    Gracias Mk.

    ResponderEliminar
  4. Que bien escribis Marcos!!! conmovedor!!! porq siempre es asi en la vida...Es verdad o es un cuento? porq se q tio negro tenia un primo en el sur q se llamaba oscar von tungen no?

    ResponderEliminar
  5. Maria Dominguez Lemoine10 de septiembre de 2010, 10:53

    Marcos qué duro !!!! Tantos preparativos antes de ayer!! Lamento lo de Oscar! Qué cierto lo que escribe el tano!!! Qué bueno que lo subiste, gracias, besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, María! Muchas gracias. Oscar Von Thungen era un primo de papá que murió hace muchos años, y su primo Henrie vive en Uruguay. El que murió en Ushuaia es Oscar ALvarado, que estaba esquiando con su hijo allá. La historia es verdad, y es impresionante tener acceso a dos miradas del mismo asunto!

    Por otro lado, creo que casi todos los cuentos del blog etiquetados como "Historias" son verdad, anécdotas que he vivido.

    Un beso grande, María, y gracias por ser tan leal lectora!!

    ResponderEliminar