miércoles, 24 de noviembre de 2010

Sonrisas conocidas

Este post fue un saludo que le hice a una amiga mía para el año nuevo del 2009. Supe que anduvo dando vueltas por mail, y si bien a mucha gente le sirvió para algún momento o alguna circunstancia, irónicamente hoy yo empiezo a leerlo con más detalle, y a descubrirle cosas que, en su momento, no comprendía en su verdadera dimensión.
Mk

sábado, 20 de noviembre de 2010

La Victoria

Terminaba el almuerzo, se corrían las sillas, se paraban los grandes, y yo saltaba de la mesa y corría a la puerta. Era la hora de la siesta, la más esperada, donde los grandes mágicamente desaparecían de todas partes y el campo era nuestro. Abría la puerta-mosquitero de un empujón y corría. Corría a los lugares donde ya podrían estar "todos".