viernes, 18 de marzo de 2011

Un cigarrillo...

Tito Rodriguez se aclaró la voz, dio un paso y se puso al lado del micrófono. El Caribe mimaba la piel de todos los que, con ropa liviana, pero elegante, esperaban escucharlo cantar. Ya no le impresionaban las salas llenas, las miradas desorbitadas de las mujeres... Se concentró, lo justo, lo necesario, y empezó.

"Un cigarrillo, la lluvia y tú, me trastornan. Dejo mis labios sobre tu piel, me vuelvo loco..."

domingo, 13 de marzo de 2011

Como en Tandil

Hoy la mañana me despertó igual a como lo hacía en mis mañanas de Tandil. Con un fresco sin sweater, con el mimo de un sol tibio e incandescente que me roza los brazos, la cara, y me endereza la espalda. Con los poros abiertos, el cuerpo vivo, el pelo atravesado por la brisa, esa brisa fresca que dice que es fría, pero que absorbo por cada célula sin abrigo.