jueves, 30 de junio de 2011

Segunda historia: El campamento de Anfama

¡Qué mejor lugar para hacer un campamento que en Los Campitos, en la vasta región montañosa de Anfama, en los Valles Calchaquíes, que estos chicos tienen casi en las puertas de sus casas! Adolescentes briosos y ligeros, imparables, incansables, trepando, subiendo, explorando, bajando por cada roca, por cada lomada, por cada barranco... hasta conseguir que descarguen toda la fuerza de su crecimiento y su rebeldía..., y por eso, y porque es muy lindo, y muy cerca, el cura había organizado el campamento en Los Campitos, donde ya empezaba a atardecer, y con el atardecer empezaba a llegar la bruma de la tarde, y con la bruma...

jueves, 23 de junio de 2011

Primera historia: El Camionerito

--Podés contar las cuatro historias siempre y cuando no me menciones.
--Obviamente. Si digo que justamente a vos te pasaron estas historias... sería muy fuerte...

*** 

Hacía... no sé cuánto tiempo que no lo veía. Lo encontré hablando con mis padres. Nos saludamos, terminó de hablar lo que hablaban y aproveché para preguntarle, "che, ¿son ciertas esas historias que dicen que te pasaron a vos?". Me miró con sus cejas pobladas, con su cara llena de sierra, de pampa, de norte... me miró sin tanto entusiasmo. "Sí", contestó.