domingo, 12 de junio de 2011

El jóven rico


Uno de los principales le preguntó: "Maestro bueno, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?". 
Le dijo Jesús: "¿Por qué me llamas bueno?..."


(Lc. 18, 18-19)



No hay comentarios:

Publicar un comentario